Kappa Delta Chi conmemorará a Shaely DulceMaria Reyes, una infante que murió a los nueve meses del síndrome Edwards, con la promoción de Shaely’s Wish, una beneficia local. KDC compartirá la historia de Reyes y venderá pulseras con santos a $3 y postres de las 9:30 a.m. a la 1 p.m. el viernes en el Union.

“Nos decían que no iba vivir por mucho tiempo, que iba fallecer pronto pero siempre lucho”, dijo Lily Garcilazo, tía de Reyes, presidenta de Kappa Delta Chi y estudiante de último año en psicología. “Vivió nueve meses. Vivióí durante el embarazo por nueve meses y después de eso otros nueve meses, entonces siempre sentí que fue un milagro para nosotros. No se esperaba que iba vivir y si lo pudo”.

Elizabeth Reyes, hermana de Garcilazo, es una estudiante de segundo año en enfermería y tiene esperanza de que Shaely’s Wish le de esperanza a otros padres y que asegure que su niña nunca sea olvidada.

Todos los fondos juntados serán donados directamente al hospital Children’s Mercy, o serán usados para comprar articulos para infantes en cuidados intensivos, según Reyes. Una tarjeta con la historia de Shaely vendrá con los regalos.

“Ella (Elizabeth) es mi ejemplo. Nunca se rindió en la escuela”, dijo Garcilazo. “Quería ser una enfermera en el programa de enfermería. Nunca paro lo que estaba haciendo. Seguía yendo a clases”.

Elizabeth Reyes le da crédito a su niña, Shaely, por su éxito en el programa de enfermería, diciendo que Shaely era su milagro.

“Es extraño, pero a veces cuando tomaba exámenes y no sabía la respuesta, pensaba en mi nina y decía ‘Ay Shaely, porfavor ayudame’ y sabía todo. No se. No lo puedo explicar. Siento que mi niña siempre ha estado ahí por mi y esto (una enfermera) es lo que necesito que ser”.

Elizabeth Reyes recuerda el día que fue por su ultrasonido decimonono y el doctor le dijo que algo no estaba bien con su bebé y que era probable que no iba vivir hasta nacimiento.

“Estaba en shock”, dijo Reyes. “Estaba esperando que dijera algo malo, pero no tan grave. En ese momento, mi corazón paró. Mi mundo paró. Todo paró. Trate de no llorar pero lloré sin parar. Cuando al fin me calme, salí y me fui al carro. Es cuando empeze a llorar y gritar, ‘¿Porque Dios? ¿Porque? Dime que esto no es cierto. Esto no puede estar pasando. Este es mi bebé’”.

El doctor le dijo a Elizabeth Reyes que la niña podía fallecer en cualquier día y que si lograba nacer, solo viviría unos segundos.

“Me sentía sola en este mundo”, dijo Reyes. “Me sentía asustada, estaba enojada. Le dije a mi esposo que no le íbamos a decir a nadie, que solo se iba quedar entre nosotros, porque no quería que los demás sintieran pena por mi y por mi hija. Queria que la gente la viera como una bebe chula, no una bebe enferma”.

Garcilazo sacrificó actividades, incluso se hizo inactiva de su sororidad por el semestre, para quedarse en casa y ayudar cuidar a su hermana y la bebe.

“Era muy difícil para mi hermana, pasar por todo el proceso”, dijo Garcilazo. “Era muy difícil para mí ser un soporte, porque ella todavía estaba embarazada cuando ya estaban hablando del funeral de la niña. Era un sentimiento horrible porque no sabíamos cómo se iba ver (o) y si la íbamos a poder conocer”.

Shaely Reyes nació el 3 de marzo por operación cesárea y sorpriendó a todos, incluso a los doctores, cuando vivió por nueve meses.

“Recuerdo que la escuche llorar en el cuarto de operación y era increíble”, dijo Elizabeth Reyes. “Era algo que no pensé que iba pasar. No podía hablar muy bien por la anestesia entonces me esforcé para preguntarle a mi esposo ‘¿está bien?’ Se voltio y me dijo, ‘Si, está bien’”.

Lo que notaron inmediatamente de Shaely fueron sus ojos azules, que tenia de su abuelo paterno.

“Era una bebé muy, muy valiente”, dijo Garcilazo. “Luchó hasta el mero final”.

Después de nueve meses, Shaely Reyes falleció en diciembre del 2016, después de que aspiró fórmula que estaba en sus pulmones.

“Estaba en camino a México cuando me llamó mi mamá y me dijo ‘necesitas que regresar’”, dijo Garcilaza. “Le pregunte “¿porque? O no’, sentia que habia fallecido. Lo supe”.

Victoria Barragán, ex-estudiante de ESU, le pregunto a Garcilazo y a Reyes y si KDC podía conmemorar a Shaely y hacerla la inspiración para un beneficio local llamado “Shaely’s Wish”. Estuvieron de acuerdo, y asi salio la idea para el evento mañana.

Los que quieren donar o comprar una pulsera pueden mandar correo electrónico a Garcilazo a lgarcila@g.emporia.edu.

KDC también planea tener un evento durante el mes de marzo para recaudar fondos para Shaely’s Wish.

“Ella es nuestro angelito”, dijo Garcilazo. “Nuestro angelito que necesitabamos. Quiero que siempre la recuerdan. Esa es mi meta”.

Cuando le preguntaron de su hermana, Shaely Reyes, Rubén Reyes dijo dos palabras.

“Es bella”.

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.